ADVERTISING

martes, 25 de septiembre de 2012

La mejor alumna de matemáticas de México vive en un barrio de pepenadores en Matamoros

Paloma M. Noyola Bueno ganó el primer lugar nacional en la prueba ENLACE
Agencias

MATAMOROS, Tamps -- Medios locales y nacionales de México reportaron que Paloma Marlene Noyola Martínez (Bueno), una niña de 11 años que vive en un barrio de pepenadores de Matamoros, es la mejor estudiante de matemáticas del país, como demuestran los 921 puntos que obtuvo en la prueba Enlace.

Paloma Marlene, alumna de la primaria José Urbina López –que por su ubicación en las cercanías del viejo tiradero municipal es conocida como El Basural–, de origen humilde y zapatos gastados, es el orgullo de su familia y de toda una comunidad de pepenadores azotada por la miseria.

Guadalupe Martínez, madre de la alumna de sexto grado, quien asiste a una escuela que en lugar de baños tiene letrinas, pidió apoyo a la Secretaría de Educación de Tamaulipas para que Paloma continúe con sus estudios en una secundaria de la localidad el año próximo, reportó el diario capitalino La Jornada.

"Mi esposo murió hace seis meses; trabajaba en un rancho y nos dejó solas. Ahora una hija mayor es la que me ayuda con los gastos de la escuela, pero si la niña no obtiene una beca veo muy difícil que siga estudiando y cumplir su sueño de ser maestra de matemáticas", añadió.

A pesar del polvo y la miseria

Para la menor de 11 años, caminar por las polvorientas calles de terracería de la Colonia Servando Canales, una de las de mayor marginación en esta frontera y estudiar en aulas sin aire acondicionado y con muchas carencias, no han sido obstáculo para ser la mejor en matemáticas de su edad.

En la prueba Enlace obtuvo una puntuación de 921 puntos en matemáticas, ubicándola con la mayor calificación de la prueba. Además en español obtuvo 800 puntos, lo que la ubicó en el tercer lugar.

La menor tiene un récord de calificaciones de 10 en toda su instrucción primaria. Su madre Guadalupe Martínez dijo que la niña es la menor de ocho hermanos, de los cuales ninguno concluyó su educación secundaria por falta de recursos.

“No teníamos dinero para que siguieran estudiando, por eso no terminaron la secundaria”, señaló. A diferencia de sus hermanos, detalló, Marlene (como le dice a su hija) siempre ha sido buena para la escuela.

“Ella tiene excelencia desde primer año, puro 10 desde primero, es muy inteligente como su padre”, indicó. Dijo que incluso mantuvo sus buenas calificaciones cuando hace 6 meses su padre murió y se puso muy triste.

“Le gusta mucho la escuela, le echa muchas ganas y aunque le dolió mucho la muerte de su papá, porque era la más chiquita de la casa, no ha dejado de estudiar”, expresó.

El padre de la menor murió de cáncer de pulmón en marzo de este año. Su sueño es ser una profesionista, aunque aún no sabe cuál carrera estudiará.

“Yo quiero seguir estudiando para ayudar a mis hermanos y a mi mamá”, dijo Marlene, como le dicen sus familiares. Uno de sus sueños era tener su propia computadora portátil con internet, ya que en su barrio no se cuenta con líneas telefónicas y los recursos de su familia son limitados, publicó el martes 25 el portal Tamaulipasenlinea.com.

El Ayuntamiento de Matamoros le entregó a Paloma Marlene una "laptop" con un dispositivo inalámbrico de banda ancha para tener acceso a Internet.

Niños pobres, los más sobresalientes en Matamoros

Los niños académicamente más sobresalientes de Matamoros estudian en las zonas más pobres de la localidad. En la colonia Campestre del Río, en el extremo oriente de Matamoros, hijos de obreras inscritos en la primaria Guadalupe Cavazos de González obtuvieron la mejor puntuación del estado.Por los rumbos del basurero, Paloma camina a la escuela asediada por las gaviotas que se alimentan de los desperdicios.

José Guadalupe Hernández, director de la primaria donde Paloma cursa sus estudios, afirmó que la noticia siembra esperanza en un barrio donde la miseria y el hacinamiento son las constantes.

"Nos hace reflexionar que algo bueno se está haciendo para desarrollar el potencial de los niños en esta escuela que todos conocen como El Basural", señaló.

La madre de la menor, informó que personal de la Secretaria de Educación de Tamaulipas le entregó un formato de beca que debe llenar para obtener un estímulo bimestral de 500 pesos.

Publicado originalmente en La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2012/09/21/sociedad/044n3soc