ADVERTISING

viernes, 26 de marzo de 2010

Copa Dallas: duelo femenil Sub-17 Brasil-EE.UU.

 
(Redacción) -- Luego de una ausencia de 14 años, el futbol femenil regresará a la Copa Dallas, en su edición XXXI con la participación de las selecciones nacionales sub-17 de Brasil y los Estados Unidos, que se medirán en cotejo amistoso el sábado 3 de abril en el estadio del Pizza Hut Park, a partir de las 6:30 p.m.

Los organizadores contemplan un donativo mínimo de $25,000 a la fundación Susan G. Komen para apoyar la investigación sobre el cáncer de seno y otros programas de asistencia comunitaria.

El director ejecutivo de la Copa Dallas, Gordon Jago, cuya esposa es sobreviviente de cáncer mamario, comentó sobre la importancia de apoyar el soccer femenil pero sobre todo, asistir a la fundación Susan G. Komen for the cure.

"Con el Mundial Femenil Sub-17 de la FIFA programado para junio en Trinidad y Tobago, ambas federaciones (brasileña y estadounidense) tendrán una excelente oportunidad para utilizar este juego como preparación hacia el torneo", agregó Jago.

Los precios de los boletos son de 12  para adultos, los jóvenes de 18  años hacia abajo pagan sólo $5. Las taquillas pueden ordenarse en la página electrónica de la Copa Dallas: http://www.dallascup.com/.

USA Women-U17 vs Brazil Women-U17

Following an absence of 14 years, women’s soccer will return to the Dr Pepper Dallas Cup when the United States Women’s U17 National team will play the Brazil Women’s U17 National team at Pizza Hut Park stadium on Saturday, April 3, 2010.  Kick-off will be at 6:30 pm.  A minimum guaranteed donation of $25,000 will be given to Susan G. Komen for the Cure® to support breast cancer research and community outreach programs. 

“We are so delighted to be able to present such an exciting women’s soccer game and more importantly, to assist Susan G. Komen for the Cure,” stated Gordon Jago, Dallas Cup Executive Director.  “My wife June is a breast cancer survivor so I have a personal interest in staging this outstanding women’s soccer game,” said Jago. “It will give Dallas soccer fans the opportunity to see the young women soccer stars of the future as they attempt to follow in the footsteps of our great women soccer players such as Mia Hamm, Julie Foudy and Kristien Lilly.” 

“With the FIFA Women’s U17 World Championship to be held in Trinidad in June 2010, both Federations will have an excellent opportunity to use this game in preparation for the battles ahead for both teams in their quest to become the U17 WORLD CHAMPIONS,” stated Jago.

Ticket prices are $12.00 for adults, youth 18 & younger are $5.00. Tickets can be ordered on-line through the Dallas Cup website.  The link can be found in the "Quick Links" section on the Dallas Cup homepage.  For more information on sponsor opportunities for the Susan G. Komen for the Cure benefit game and a full schedule of events go to http://www.dallascup.com/.

Lucía Méndez convoca al medio artístico a que respalde a emigrantes en los Estados Unidos

Por Sandra Velázquez
Hoy Dallas

WASHINGTON -- Lucía Méndez convocó abiertamente al medio artístico, en particular  a los mexicanos Vicente Fernández, Joan Sebastian, Marco Antonio Solís, Jenni Rivera y Alejandro Fernández, a que apoyen los esfuerzos para presionar al Congreso de los Estados Unidos para la aprobación de una reforma amplia al sistema de inmigración, que beneficiaría a más de 11 millones de indocumentados, de los cuales una inmensa mayoría son de origen latinoamericano.

La mexicana, conocida internacionalmente por su actuación en telenovelas de gran éxito, participó como oradora en la denominada Marcha por América, que según cálculos extra oficiales de los organizadores reunió a más de 200 mil personas en la Explanada Nacional, en la capital estadounidense.

Al final de su elocución, la también vocera de la Caravana de Jesús, con sede en Charlotte, Carolina del Norte,  dijo a HoyDallas que el público latinoamericano que radica en los Estados unidos "ha enriquecido bolsillos, ha comprado discos, ha levantado de la nada, de la pobreza para hacer muy ricos" a algunos artistas y que los mismos deberían sumarse a la causa.

A pesar de la reciente muerte de su hermano menor, Carlos Méndez, la internacional actriz se dio tiempo para saludar a los entusiasmados asistentes que deseaban abordarla, aunque imposibilitados por las barreras de seguridad.

Tras dos breves momentos en los que repartió abrazos y regaló algunas sonrisas para las cámaras que se arremolinaron en torno a ella, Méndez volvió a enfatizar la necesidad de que sus colegas se animen a respaldar a la comunidad emigrante  que carece de estatus legal en suelo estadounidense.

Explicó que los famosos deben entender que "este público ha llenado lugares... a mí me ha ayudado muchísimo", reconoció y desafió a que se note con acciones el interés por la causa inmigrante de parte de  los que viven de la fama. "Aquí no hay protagonismo", sentenció. "A mí me tocó ser vocera pero puede haber más voceros, entonces veremos quién quiere a la comunidad latina, quién quiere a la comunidad hispanoparlante y quién no".

También recordó la buena fe y respeto que siente por el presidente Barack Obama, una persona a la que calificó de buen corazón, pero que en 14 meses no ha hecho nada por avanzar una vía de legalización que prometió para su primer año de mandato.

"Lo menos que puede hacer es cumplir, lo queremos muchísimo, creemos en él y  en un momento dado no nos puede fallar", comentó, añadiendo que debe recordar que el 30 por ciento del voto que lo llevó al poder fue de los latinos.

Naturalizada estadounidense desde hace tiempo, Lucía Méndez recalcó la urgencia de que los "íconos e ídolos" de los latinoamericanos se acerquen a su público en este peregrinaje, "que vengan que apoyen, que digan, que hablen, para que Obama vea la unión.

"Llegó el momento de apoyar a nuestra gente...a los emigrantes. De decirles estoy contigo", dijó.

Durante su  breve pero emotivo discurso, subrayó la importancia de que a los emigrantes los vean con otros ojos, "nos tienen que ver como gente responsable y muy buena para este país. Que no nos vean como criminales, somos gente trabajadora de corazón, que queremos a este país", dijo.